jueves, noviembre 06, 2008

gárgara dijo

...El príncipe fue proclamado emperador. El mismo día se casó con la princesa. Se celebraron grandes fiestas. Quince días permaneció Pinocho en Pekín, siendo agasajado y festejado por todo el mundo. El emperador le había tomado tanto cariño ... pero Pinocho comprendió que su misión había terminado y que debía regresar a España para emprender nuevas empresas...Chun Kin V le regaló, en prueba de su amistad, un precioso biombo. Cuando Pinocho volvió a Madrid y referió sus aventuras a los amigos, estos se burlaron de él, diciendo que todo lo que contaba era un cuento chino y que el biombo lo había comprado en el Rastro. Pero Pinocho sonreía con desdén porque sabía que en todo tiempo el genio ha sido incomprendido.

fragmento de "Pinocho en la China" de la Ed. Saturnino Calleja, Madrid 1932

2 Comments:

Blogger undia said...

esto lo explica todo

10:23 p. m.  
Blogger manuespada said...

Miente Pinocho...

11:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home