viernes, enero 16, 2009

No se puede mostrar la imagen “http://us.ent1.yimg.com/images.launch.yahoo.com/000/021/755/21755026.jpg” porque contiene errores.
Es mi amigo. Por la veteranía y por los viajes compartidos. Algunos a Barcelona y otros -muchos más- por la vida. Compartimos alguno de los iniciáticos así como la suerte de estar siempre muy bien acompañados. Compartimos también algo de tormento y el número 69.

Sobre un pequeño escenario -que también tenía algo de parrilla- ha hecho unas cuantas cosas, sobre todo derrochar talento, tanto que a este paso será lo único que le quede. Una de las canciones pasó en mi casa y las demás me quedan cerca, como a todos los que hemos ido por el carril de la alta intensidad. Nunca supo si quería ser Alejandro Sanz o Albert Pla. Cuando lo decida ya no estará en su mano.

Ahora voy en la línea verde (Latina, Chueca y eso...) que a estas horas tiene algo de viático de estudiante. Si llego casa y me como la pasta al pesto que tengo en la nevera romperé la simetría que consigo cuando llego al viernes con cinco vasos con restos de zumo de naranja en la pila. Sin platos ni perolas, y con alguna cucharilla volandera y nada más.

Me acabo de comer la pasta. Yo es que soy "muy de macarrones".

3 Comments:

Anonymous pati said...

Que insólito Anton!!! Me mola, tus apuntes y reflexiones.
Por cierto me encanto verte anoche, aver si es posible y te vienes un dia por Aranjuez prometo presentarte unos arboles maravillosos en un jardin,y por supuesto a mi vastago tan marchoso como su mamá.
Beso Enorme....

12:07 p. m.  
Anonymous Pedro said...

Un placer reencontrarte, Antón

2:20 p. m.  
Blogger anTón said...

un beso reencontrado pa ambos

7:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home