miércoles, enero 07, 2009

Año nuevo

La vida es corta y aun así nos aburrimos.
La vida es mala y aun así lo pasamos bien porque Sthendal es capaz de resumir una historia de amor en un punto y coma, porque Madrid es un boomerang que aunque se marche lejos siempre vuelve. Porque los amigos a veces no mueren y los libros no tienen miedo a decir la verdad, como les pasa a las películas y a las personas. Los regalos ya no se pueden hacer con dinero, así que la cosa se complica, y Rembrandt hace cola pidiendo una explicación para un domingo soleado y frío. Un par de huevos fritos (friéndose) se ahogan en aceite carbonell y vas corriendo a subir el volumen de Keith Jarret mientras se te queman las puntas y piensas, sin saber por qué, que los escapes son las consecuencias y no las causas y aquel amigo que tú creías que sí, no está enfadado porque fuera de tu cabeza no hay nada. Y tienes una docena de amigos blancos que no te fallarán jamás. Nos divertimos en la vida mala y nos aburrimos y necesitamos las dos cosas para que tengan sentido por separado. ¿Qué pasaría si desproveyéramos al dinero del honor y del orgullo. ¿Y si el sexo volviera a la caverna? Nos pondríamos cachondos con las las sombras chinescas. ¿Y si fuéramos amables como una camarera china que trabaja en un japonés? ¿Qué pasaría si para decir la verdad no hiciera falta ser alcohólico, putero o suicida, como Fitzgerald, Capote o Monroe? Para decir que la vida es ciertamente complicada, demasiado alambicada, demasiado viva, para decir que el hombre se engancha a la compañía porque no sabe de qué va eso del amor.
Me siento realmente feliz.
Voy a pedir jornada reducida. Necesito más tiempo. Buena señal
Me siento predicadooorrr

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

da gusto, porque la felicidad se contagia.
la foto me parece de lo más adecuada.
besosmil

3:55 p. m.  
Blogger manuespada said...

Acabo de hablar contigo y no me has dicho lo de la media jornada, hummm..., veo que te reservas información para esas copillas. Vete pensando lo de superar ese listón del que hablamos.

10:00 p. m.  
Anonymous gargara said...

lo mal que estamos
pero ay qué bien que lo pasamos
lo mal que estamos
pero ay qué bien que lo pasamos
lo mal que estamos
pero ay qué bien que lo pasamos.

me gusta este estribillo de Abert Plá

pídete la jornada reducida ya mismo, comienza bien el año

9:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home