lunes, septiembre 21, 2009

Oximoron


Observo en El Cultural un sujeto contemporáneo que sólo busca su predicado y unas entrevistas que complementan a la contratación de espacios publicitarios. Me observan que Millás, adalid de la contracorrupción y del juego limpio en El País olvida que recibió el acordado Premio Planeta y me cuentan también un verticalización de una foto de encargo de forma unilateral. Observo que las palabras de la mañana, las que suenan entre las tazas porcelana mañanera mezclada con algo de los cuarenta principales no hablan sino que esconden. El hecho de quien haya construido el objeto da igual. Sólo importa que alguien lo eligió (ready made).
Pero si te sales unos metros y caes en las redes de Bolaño te preocupas por lo que pasa en Ciudad Juárez; si escuchas a Paul Weston aprendes lo que es un diálogo de picaporte. Descubres que
no hay bluff sin expectativa y recuerdas que Duchamp tiene ya un siglo.
Isabel Coixet da su papel a un hombre fondón que habla mal el inglés, estúpido, vanidoso y cuarentón, para explicarnos lo que ella piensa de nosotros. Y tiene razón.
Vaya birria de corazonada, pardiez.

1 Comments:

Anonymous gargara said...

¡que intensidad!¡cuanta observación!
intrigada con la verticalización de encargo unilateral, las palabras matutinas y, sobretodo, el dialogo de picaporte

que bonita la carta a María

en Mexico la birria es carne para consumo callejero y al parecer esta bastante rica, mira tu

1:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home