jueves, diciembre 29, 2011

Confesiones antes de las campanadas

Creo que bebo demasiado, que a veces, la soledad, extenúa, que cada vez tengo menos amigos y peores, que posiblemente consiga todo lo que me proponga en lo que queda de vida; creo que de vez en cuando me gusta hacer daño a la gente, que me podría comer cinco escalopes seguidos y dos docenas de albóndigas con tomate orlando; creo que no tengo miedo a la muerte y que el pasado se convertira en futuro sin darme cuenta.

Creo que fin de año es buen momento para tirar todos los calzoncillos y las especias, pero no lo haré. Creo que soy tan intolerante con los perros como es la gente con el tabaco pero que mejoro en eso y en casi todo cada día. Creo que mas de quince personas me tienen en su top five de amigos, que el sexo sólo lo tengo en el cerebro y la la sensación de hacer las cosas bastante bien.

Creo que este año me he hecho escritor. Espero llegar a tiempo.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A tiempo siempre se llega. Para que los amigos no mermen considerablemente hay que darles, también, algo de uno mismo. Incluso cuando ese algo no apetezca lo más mínimo... Ale 2012!

3:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home