domingo, enero 22, 2012

Madrid informa, madrid entretiene y yo te digo contento...


Ravel fue el primer contacto que tuve, en la adolescencia, con la musica clásica. El miércoles, sonó el bolero mientras la Compañía Nacional de Danza bailoteaba por el escenario y me dejaba, en un pequeño palco con antecámara, estremecido como si me hubiera zampado una magdalena en Combray. El final fue tan vigorosos que no lo pudieron dejar en alto seguramente porque habría sido demasiado y quizá, del bajón, el publico habría empezado a devorarse entre sí. Aprendí, como casi siempre de María, el concepto work in progress que parece en tendencia y que significa exactamente lo que parece. Luego, Guillermo nos tocó su versión de Juliet con la letra perdida que no deja de maravillarme a mí y también a los demás porque en ese punteo está su verdadera esencia.

Parece que si no tienes un mueble escandinavo no eres nadie. Bueno, pues ya está; ya lo tengo. Aunque me dijo el vendedor que en Francia ya no los quiere nadie; que lo que se lleva ahora es el óxido. Muchas veces mis casas han parecido un páramo. No volverá a ocurrir.

Escribe Auster: es el guerrillero del agravio, el campeón del descontento, el detractor militante de la vida contemporánea. ¿Es incorrecto sentir sopor ante estos neoizquierdistas feisbuquianos?.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Neoizquierdistas feibuquianos???

4:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

este post si fui yo, vero. Sigo sin saber quienes son los de feisbu

12:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home